El Arak o Araq

El Arak es una bebida de sabor anisado, fermentada y destilada que proviene de las uvas blancas cultivadas en el Líbano, Siria y el Valle del Bekaa, Jordania, Israel e Irak.  Los viñedos por su ubicación se desarrollan de manera natural al sol y a las pocas lluvias del mediterráneo. También se conoce como Raki en Turquía.

Las uvas se recolectan en septiembre y en octubre, se prensan para obtener el jugo (mosto) el cual se fermenta durante tres semanas. Posteriormente se destila dos veces en un alambique de cobre. En esta segunda destilación se mezcla con el anís. La proporción del alcohol y el anís varía de acuerdo con las destilerías. 

Las destilaciones se hacen muy lentas a temperaturas bajas para llegar a una graduación alcohólica de 40%.

Tradicionalmente en el mes de noviembre es cuando todas las destilerías sacan al mercado sus productos. El Arak se consume en una proporción de 1/3 partes de Arak y 2/3 partes de agua, de jugo o té, ya que no se suele consumir solo. Se le agrega hielo después de la mezcla y ocurre algo particular, el líquido se torna opaco y blanco. Se suele acompañar con los entremeses.  El protocolo de servicio del Arak es cambiar de vaso cada vez que se va a beber nuevamente.

El Singani

El singani es una bebida fermentada y destilada con un contenido alcohólico de 40%, elaboraba a partir de la uva moscatel de Alejandría, que es una uva muy aromática. Su denominación de origen es de los valles de Tarija, Cinti y Valles de Potosí en Bolivia.

El origen de esta bebida data desde épocas coloniales cuando comienza el auge de la explotación de la plata en el Cerro Rico de Potosí. Los españoles que se asentaron en esa región trataron de cultivar la vid especialmente en los valles al sur del departamento de Chuquisaca pero tuvieron muchas dificultades ya que en las épocas de invierno era difícil recolectar la uvas por las lluvias y el fuerte caudal de los ríos. Este factor impedía la elaboración de vinos, lo que llevó a los productores de uva a buscar otras alternativas, entonces comenzaron a destilar los vinos. Es de esta manera como nace el Singani y hasta 1960 se introducen métodos, más variedad de uvas y tecnología de punta para mejorar no solo la condición de los suelos sino la bebida

El singani se clasifica en:

Gran Singani o Singani de Altura: Este producto se elabora a partir de uvas Moscatel de Alejandría cultivadas a una altura mínima a 1.600 metros sobre el nivel del mar (msnm), son destilados y posteriormente embotellados o añejados en barricas de roble francés

Singani de Primera selección: Esta bebida se elabora a partir de uvas blancas, ya sea de una sola variedad de uva o varias.

Singani de segunda selección: Este tipo de Singani se produce de la fermentación de orujo (cascara, semillas y parte de la pulpa) no prensados de una o varios tipos de uva.

Es importante mencionar que la ley 1334 del 4 de mayo de 1992, dice que el Singani sólo debe elaborarse en las regiones que obtuvieron la D.O.C. Existe un coctel muy popular en Bolivia que se elabora con Singani llamado “Chuflay”, este coctel aparece a comienzos del siglo XX cuando llegan los ingleses a Bolivia para extender las vías ferroviales en el país. Como era difícil en algunos lugares conseguir Gin para preparar Gin & Gin (Gin con Ginger Ale), entonces cambiaron el Gin por el Singani y lo llamaron “Short Fly”, como se le decía en términos ferroviarios a los carriles que se construían temporales para hacer atajos, entonces le dieron este nombre ya que se embriagaban muy rápido. Posteriormente el nombre de “short fly” fue tomado por los pobladores locales quienes lo transformaron a “Chuflay”. Hoy en día es el coctel emblemático de Bolivia.

El Pisco

El pisco es una bebida fermentada y destilada de la uva. Su denominación de origen fue otorgada en el año 1991 por INDECOPI (Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual) y sólo se puede producir en los departamentos de Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y Tacna en Perú, aunque existen otros países como Chile que lo producen.

El pisco nace de la mezcla de dos culturas; de las uvas y los procesos de destilación que trajeron los españoles y las ánforas de barro que dejaron como legado los pueblos indígenas que habitaban el valle de Pisco, los cuales también se denominaban “Piskos”, que posteriormente los españoles utilizarían para almacenar y añejar esta bebida. El nombre pisco proviene del quechua pisqu o pishqu al que los Incas les dieron a las aves costeras que se alimentan de peces. De todas maneras, lo cierto es que las uvas, los procesos de destilación, las ánforas de barro, el puerto de pisco, fueron una combinación perfecta de viejo y nuevo mundo para obtener una bebida única que ha sido reconocida a nivel mundial.

La producción de pisco puede realizarse de dos formas: Artesanal, que cuida los procesos ancestrales de su elaboración e industrial, que, a pesar de seguir los procesos ancestrales, incorpora nuevas tecnologías para su producción.

Su elaboración comienza después de la vendimia (cosecha) en marzo y las uvas son llevadas a la bodega (lagar) donde son pisadas (método artesanal) o prensadas (método industrial), luego este mosto (jugo) obtenido se fermenta y se destila.

Las uvas utilizadas para su elaboración pueden ser aromáticas como la Moscatel, Italia, Albilla, Torontel o no aromáticas como la Quebranta, Mollar, Uvina y Negra corriente. El pisco según la Norma Técnica Peruana se puede clasificar en:

Pisco Puro: Se elabora de una sola variedad de uva, ya sea sólo de uvas aromáticas o no aromáticas. El pisco puro que más se consume es el que se elabora de uva Quebranta (no aromática). Al ser puro, se puede percibir toda la complejidad de la uva en cuanto a sabor y aroma.

Pisco Mosto Verde: Antes de terminar el proceso de fermentación se destila, es decir que las levaduras no terminan de transformar los azúcares en alcohol dejando azúcar residual, es por esta razón que se llama mosto verde. Su sabor es muy suave sin perder su estructura y cuerpo.

Pisco Acholado: Es una mezcla de diferentes uvas o piscos (blended). El término “cholo” de manera coloquial significa mezcla de razas criollas de los andes peruanos. Con este tipo de pisco se elabora el pisco sour.

Pisco Aromático: Proviene de uvas aromáticassiendo muy complejos en cuanto aromas y sabores. Pueden ser florales, frutales, cítricos. Se utiliza mucho en coctelería.

La Grapa

La grappa es una bebida espirituosa o aguardiente que se elabora a partir del orujo, es decir de los restos de las uvas prensadas que se fermentan y se destilan. Para su elaboración se pueden utilizar uvas blancas o tintas. Su contenido alcohólico es de 35 a 50 grados. A una buena grappa nunca se le adiciona agua en su proceso de fermentación o destilación.

Recordemos que la destilación de los alcoholes ha sido una práctica que se remonta al siglo XII por los alquimistas y que la Escuela de Salerno comenzó a estudiar estos procesos para mejorar las técnicas y la calidad de los alcoholes y posteriormente en el año 1600 los monjes jesuitas de España, Francia y Alemania comienzan a investigar y a seguir mejorando dichos procesos con el brandy. La grappa al igual que el orujo se ha relacionado con la gente del campo y con los soldados porque siempre llevaban consigo una ración de esta bebida para la guerra. Se dice que la primer grappa se destiló en el municipio de Bassano del Grappa de la provincia de Vinceza, en la región del Véneto al norte de Italia. La denominación de origen de la grappa es de las zonas de Piemonte, Lombardía, Véneto, Trentíno, Alto Adige y Friuli ya que estas regiones han producido esta bebida desde tiempos remotos guardando aún sus tradiciones.

Las grappas se pueden clasificar en distintas categorías como por ejemplo por regiones de acuerdo a su Denominación de Origen: Friuli Venezia Giulia, Lombardia, Piemonte y del Valle D’Aosta, Trentino y del Tirol del sur, Veneto, Emilia Romagna y de Sardegna.

También se pueden clasificar por tiempo de añejamiento:

Grappa Joven (Giovane): Una vez se realiza el proceso de destilación se embotella. Suele ser incolora. Grappa añejada (Affinata): Se añejan en barricas de madera durante un tiempo mínimo de seis meses y tiene un sabor más suave y un color dorado. Grappa Vieja (vecchia): Se añeja por un tiempo mínimo de doce meses en barrica. Tiene un color ámbar y tiene una complejidad aromática que resalta la suavidad de su sabor. Grappa Reserva o Muy Añeja, (stravecchia), se envejecen por un mínimo de dieciocho meses en barricas de roble o barricas donde se ha añejado jerez 

Se pueden clasificar en dos grandes familias como:

Las grappas de Monovitigno, son aquellas elaboradas a partir de un solo tipo de uva. Se utilizan uvas muy dulces y concentradas como por ejemplo Barolo, Verduzzo, Moscato, Picolit, entre otras.  Las grappas aromatizadas, las cuales forman un grupo muy particular porque son muy especiales ya que en su interior tienen hierbas aromáticas. La conocida de estas es la grappa “alla gruta” que tiene una rama de ruda en su interior.

Por lo general, las grappas se consumen como digestivo o para acompañar el café. La temperatura de servicio varía de acuerdo con su añejamiento; las jóvenes se sirven frías y las añejas se sirven de 16° a 18°C en copas donde se pueda apreciar su aroma y sabor. En el mercado local se pueden encontrar algunas de las clasificaciones mencionadas.

El Orujo

El Orujo es un aguardiente con denominación de origen de Galicia, España, desde 1989. Se elabora a partir de los hollejos de la uva (cáscara) después de ser prensada y exprimida que se fermentan y posteriormente se destila en alambiques de cobre para obtener una graduación alcohólica de 35° a 60°. En muchos países de Europa, inclusive en otras regiones de España se elaboran bebidas similares.

La etimología de la palabra orujo proviene del latín “involucrum” que significa “envoltorio”, es decir que tiene relación con lo que hoy en día conocemos como la cáscara y en gallego significa “bagazo”. El origen de esta bebida tiene registros desde el año 1.600 cuando los monjes de la compañía de Jesús comenzaron a interesarse por investigar y mejorar procesos de destilación para uso medicinal. En 1617 el eclesiástico catalán Miguel Agustí publica la primera obra donde describe de manera detallada el proceso de destilación del aguardiente de orujo. Posteriormente en el año 1663 el Jesuita Anastacio Kircher publica un tratado de química donde propone los orujos como materia prima para producir alcohol. En el siglo XVII los holandeses popularizan el consumo y comercio de los aguardientes de uva en España y algunos lugares de Francia.

Existe una fiesta que se celebra cada año el segundo fin de semana de noviembre en Potes en el valle de Liebana, Cantabria donde se premian a los mejores destiladores de orujo de la región.

Dentro de las categorías de orujo se puede encontrar:

Blanco o Joven: Es aquel aguardiente que después de su proceso de destilación y estabilización se embotellan.

Anejado: Tiene un tiempo de guarda mínimo de un año en barricas de roble. Su color es dorado.

Mezcla: Suele ser mezclado con productos lácteos.  (Crema de orujo)

Aromáticos: Son aquellos en donde se utilizan uvas aromáticas como moscatel, malvasía, etc.

Aromatizados: Son aquellos que tienen un proceso de maceración con hierbas las cuales le aportan otros aromas y sabores.

El consumo del orujo ha ido evolucionando con el tiempo. En la antigüedad los campesinos lo consumían antes de comenzar sus labores en el campo. Hoy en día se consume en vasos pequeños y cortos (shots) después de las comidas como digestivo o también suele consumirse con el café.

21. El Cognac y Armagnac

El cognac es un destilado de uvas blancas con denominación de origen de la región de Cognac, Francia. Lo mismo ocurre con el Armagnac que proviene de la región de Armagnac, Francia. Ambas bebidas técnicamente son brandis, pero se diferencian con el brandy español no sólo en su denominación de origen sino también en los tipos de uva que se utilizan para elaborarlos y  el método de destilación; estas bebidas se debe destilan mínimo dos veces de manera muy lenta y se añejan por periodos muy prolongados en roble francés. Un dato particular del proceso de la destilación del Armagnac, es que se destila cada año en invierno, antes del 31 de marzo. Cabe mencionar que con el paso de los años en barricas de madera el alcohol se va evaporando, disminuyendo su graduación alcohólica hasta 40%GL (parte de los ángeles) y se oxida lentamente tomando un color ámbar o caramelo, intensificando sus aromas y sabores.

Según Appellations d’Origine que protege a todos los productos de Francia, los cognacs y los armagnacs también los protege dicha norma. El cognac se produce en el departamento de Charente, en las zonas Grande Champagne y Petite Champagne, Borderies y Bois à Terroir, siendo la zona del Champagne donde se producen los cognacs de más alta calidad. En cuanto a las regiones de la producción del Armagnac, se encuentran los departamentos de Gers, las Landas y de Lot y Garona, en las zonas Bas-Armagnac, Armagnac Tenarèze, Haut-Armagnac y Blanche Armagnac. Las uvas que se utilizan para elaborar tanto el Cognac como el Armagnac son Folle-Blanches, las St. Émilion y las Colombard que son uvas blancas con buen contenido de acidez para que el resultado sea óptimo.

Podemos encontrar las siguientes clasificaciones de Cognac según su añejamiento: Una “estrella”: de 2 a 5 años, Dos “estrellas”: de 3 a 8 años, Tres “estrellas”: de 10 a 15 años, V.O.: Muy añejado (very old) de 10 a 15 años, V.O.P (Very Old Pale) Producto muy añejado 15 años, V.S.O.P. (Very Special Old Pale) Producto superior, muy añejado, 20 años, V.V.S.O.P (Very, Very Special Old Pale) Producto superior muy muy añejado, 25 años, X.O.: Extraordinario añejado, 30 años, Extra: Extraordinario añejado, 50 años.

El Armagnac tiene una clasificación muy similar al cognac: VS o tres “estrellas”: jóvenes entre 1 y 3 años, VSOP o Napoleón: entre 4 y 9 años, XO o Hors d’Age: a partir de 10 años, X.O Premium: más de 20 años y Armagnac de añada. Al igual que el brandy, el cognac y armagnac se deben beber pausadamente, en la cristalería adecuada; copa de boca angosta, cáliz ancho y tallo corto para poder calentar con la mano la bebida ya que todas en su estilo son exquisitamente aromáticas, con sabores muy complejos para disfrutar, saborear y deleitar.

La historia del Cognac tiene dos versiones; la primera nos traslada al siglo XVIII, su origen más remoto cuando los viticultores galos comenzaron a destilar vino para conservarlo en barricas de roble durante muchos años debido a que sus vinos tenían poca demanda, por esta razón era mejor convertirlos en aguardientes.  Comenzaron a experimentar después de muchos años de guarda, que estos aguardientes tomaban un color dorado brillante, vivaz y que su intensidad en aromas y sabor era muy agradable. Esta bebida toma el nombre de Cognac porque se comienza a elaborar en la región de Charente en Cognac, Francia.

La segunda versión nos cuenta, que a la región del Cognac comenzaron a llegar marineros de todo el mundo y que los viticultores aprovecharon la oportunidad para incrementar las ventas de sus vinos, promoviendo y popularizando el consumo de ellos. Se dice también que como los marineros solo podían transportar una cantidad limitada de vino, los viticultores comenzaron a destilarlos para aumentar su graduación alcohólica, así esta bebida se concentraría y posteriormente al llegar a su destino final, se diluía con agua para volver a recuperar sus propiedades. Estos vinos podían resistir las largas travesías en el mar, pudiéndose conservar mejor.

A pesar de que esta bebida nace en tierras galas, fueron los ingleses e irlandeses quienes la han comercializado a lo largo de la historia, como fue el caso del irlandés Richard Hennesy que se estableció en la región del Cognac, al igual que los ingleses de la familia Martell quienes han elaborado y exportado cognac durante muchos años. Otras marcas reconocidas que podemos encontrar en nuestro mercado son: Remy Martin, Louis XVIII, Courvoisier, Napoleón, entre otras; Cada una con sus diferentes categorías de acuerdo con el tiempo de añejamiento.

En cuanto al Armagnac, se dice que es uno de los aguardientes más antiguos de Francia. Aparece en 1461 en la región de Las Landas, Armagnac al cual le atribuía cualidades terapéuticas y misteriosas. Era un “Aqua Ardens” (Aguardiente) como llamaban los alquimistas a las bebidas que tenían un 40% de alcohol. Al igual que el brandy el armagnac lo comenzaron a comercializar y a popularizar los holandeses y era una bebida muy apetecida por sus virtudes medicinales. El armagnac se diferencia del Cognac porque solo se realiza una destilación y se añeja menos tiempo que el Cognac.

Cada una de estas bebidas tiene una historia, no solo de la bebida que se añeja sino también en cada una de sus botellas que nos llaman a conocerlas, explorarlas y a deleitarnos con la complejidad de sus bondades únicas y exquisitas.

El Brandy

El brandy es un aguardiente elaborado a partir de la destilación del vino, con una graduación alcohólica de 36° a 40°. Se dice que su origen es muy antiguo e incierto, remontándose a épocas Babilónicas, pasando por los alquimistas griegos y romanos hasta llegar a los árabes con su invención de la destilación para perfumes y medicina. Este proceso de la destilación que introdujeron con la invasión a España y que después de su expulsión de la península Ibérica, sirvió para destilar vino dando origen al brandy. Posteriormente los holandeses comenzaron a comercializar esta bebida y a popularizarla en el siglo XVII. La palabra Brandy proviene del neerlandés “brandewijn” que significa vino quemado. ¿Por qué quemaban el vino?, en realidad lo destilaban para poderlo conservar en las largas travesías por el mar. Lo guardaban en barricas donde se había añejado jerez, almacenándose por muchos años. Este vino quemado tomaba un color ámbar oscuro y sus aromas y sabores se tornaban únicos con el paso del tiempo.

Como todo producto que se elabora en una región específica, la Denominación de Origen Protegida del brandy es de la zona de Jeréz de la frontera en Andalucía, España y las únicas dos bebidas de este estilo que existen con Denominación de Origen Protegida son el Cognac y el Armagnac en Francia. Existe el brandy de la región de Penedés, España, aunque es conocido no tiene denominación de origen.

El brandy  de la zona de Jerez, se elabora a partir de uvas blancas de la variedad Arien o Palomino y del Penedés se elabora con uvas Perellada, Xarelo, Macabeo, de las cuales es importante obtener vinos con una alta acidez y una baja graduación alcohólica en la fermentación que al destilarse de manera lenta en el alambique de cobre en la segunda destilación, se obtendrá un alcohol hasta de 60° con más cuerpo y aromas más suaves  provenientes de las levaduras que han muerto (lias). A estos alcoholes se les denomina “holandas”.

Existen otros tipos de brandis que son elaborados de cereales o frutas como manzana, cereza, durazno, entre otros, pero principalmente se elaboran con uvas. Las categorías de los brandis en la zona de Jeréz son: Solera (un año), Solera Reserva (tres años) y Solera Gran Reserva (diez años o más). El sistema de “criaderas y soleras” consiste en colocar las barricas por estratos. En la parte inferior se encontrarán los brandis más añejos y en la parte posterior los más jóvenes y al momento de embotellarse se mezclan.

El brandy es una bebida muy aromática y compleja, es por esta razón suele beberse en una copa de tallo corto con una base ancha que se estrecha en la parte superior, la cual se calienta con la mano para poder apreciar los aromas sutiles. No se mezcla con hielo porque se busca liberar dichos aromas mediante el calor. Recomiendo esta bebida como un excelente digestivo como también es ideal para mantener la temperatura corporal especialmente en los días muy fríos.

Los Destilados de la Uva

Existen muchas bebidas destiladas que se elaboran a partir de uvas. Estas bebidas nacen de vinos blancos o tintos que se destilan aumentando de esta manera su graduación alcohólica y convirtiéndose en aguardientes.

Los destilados de vino aparecen en la historia aproximadamente en el siglo XII después del legado de la destilación de los alquimistas árabes. La escuela de Salerno en Italia, para esa época diferenciaba dos tipos de bebidas como las “aqua ardens” y las aqua vitae”, que eran de uso medicinal y cada tipo de bebida tenía una graduación alcohólica diferente.  Más adelante en el siglo XIII, se comienza a hablar del espíritu del vino, es por eso que a las bebidas destiladas se les conoce como “espirituosas”. El primer manual donde aparece toda la información para destilar vinos lo crea un catalán llamado Arnau de Vilanova y a partir de este manual otros personajes importantes fueron mejorando los procesos de destilación y las características organolépticas de estas bebidas, muchos de ellos pertenecían a las diferentes congregaciones religiosas católicas.

Alrededor del mundo y de acuerdo con las denominaciones de origen, podemos encontrar muchos destilados de uva como, por ejemplo: el Brandy en España, el Orujo también en España, especialmente de las regiones de Asturias y Galicia, el Cognac y Armagnac en Francia, la Grappa en Italia, El pisco en Perú y Chile, El Singani en Bolivia, entre otros que se producen en los países viticultores. Es importante mencionar que cada una de estas bebidas, se elabora en un país y una región específica donde las uvas que se utilizan, la mezcla de ellas y los métodos de elaboración junto con todas las memorias culturales de cada lugar, crean estilo único y unas características propias que se pueden apreciar en cada una de ellas.

Gin y Enebro Botella

La Ginebra y el Gin

La Ginebra y el Gin, son bebidas fermentadas de cebada y cereales, maceradas con agentes aromáticos, especialmente enebro (juniperus communis o Juniperus oxicedrus), especias, cortezas, flores, hierbas, entre otros y posteriormente destilada. Poseen una graduación alcohólica de 43 a 47°GL.

Esta bebida aparece en Holanda en siglo XVI, a la que se le conoció como “aqua juniperi” por estar elaborada con las gálbulas (bayas) del enebro, pero hasta el siglo XVII el médico anatomista y científico Franciscus Sylvius, conocido también como Franz De Le Boe fue quien la utilizó como medicina para tratar problemas vesiculares, renales y de cálculos biliares ya que cada uno de sus componentes botánicos cumplían una función específica en cada una de sus recetas magistrales. Entre los componentes aromáticos aparte del enebro que aún se siguen utilizando son: cardamomo, cáscara de naranja, corteza de casia, flores de lirio y angélica y plantas aromáticas. Hoy en día las recetas varían de acuerdo con cada destilería, las cuales adicionan más ingredientes o algunos ingredientes específicos para diferenciar su producto, buscando de esta forma ser reconocidas por su estilo, calidad, aroma y sabor.

La comercialización de la ginebra comenzó a popularizarse como un aguardiente al que llamaron “Genever”. Cuando terminaron las guerras anglo-neerlandesas, los ingleses no solo obtuvieron la victoria, sino que adoptaron esta bebida y la llamaron “Gin”. Una vez en Inglaterra, el Gin tuvo tanto éxito que comenzaron a instalar destilerías para su producción, pero no todo fue maravilloso, los altos impuestos sobre las bebidas obligaron a los productores a cambiar de fórmula haciendo que la Ginebra y el Gin, en especial el London Dry Gin tomaran caminos diferentes.

Más adelante se prohíbe la importación de Ginebra desde Holanda a Inglaterra, incrementando la elaboración casera del Gin y bajando la calidad del producto, afectando a la población. Comienza una época de excesos en el consumo hasta que a mediados del siglo XVIII se crean normas muy estrictas que regularizan y controlan la producción de Gin y su consumo.

Con el paso del tiempo la calidad del Gin fue mejorando y aumentando. A medida que el Imperio Británico se expandía, el Gin como otras bebidas que producía Inglaterra también, comenzando una nueva etapa para el Gin en la India.

Clasificación de las Ginebras

Las ginebras se clasifican de acuerdo con su método de elaboración, a los agentes aromatizantes que se utilizan y a su lugar de origen. Recordemos que no es lo mismo el “Genever” (ginebra) que el “Gin”, ya que la ginebra proviene de Holanda y el Gin de Inglaterra y ambos tienen métodos de elaboración distintos.

La ginebra se elabora a partir de la mezcla de diferentes cereales sin maltear que se fermentan y se destilan en alambiques de cobre discontinuos. Estos alambiques tienen unas rejillas donde les agrega cereales como trigo, centeno, cebada y maíz, los cuales no se dejan tostar para que le aporten aroma y sabor a cereal a la bebida, mas no a tostados. Se les suele añadir agua con azúcar después de la destilación, es por esta razón que las ginebras son menos secas que la London Dry Gin.

Se pueden encontrar dos tipos de ginebras: jóvenes (jonge) y añejas (oude). En realidad, estos términos no se refieren al tiempo de envejecimiento sino las técnicas de destilación utilizadas; antiguas o modernas. Esta bebida se aromatiza con fórmulas concentradas o se le incorporan especias, resinas, flores, hierbas u otros ingredientes los cuales se mezclan con el alcohol, es decir, se maceran para extraer sus componentes aromáticos u otras veces se realiza una infusión.

El London Dry Gin como su nombre lo indica, es una bebida seca y se elabora en Inglaterra a partir de cereales que se fermentan y se destilan en alambiques continuos para obtener alcoholes más puros y menos aromáticos. Sus aromas provienen se los agentes aromáticos que se le añaden en  la segunda destilación con plantas naturales, flores, cortezas, resinas, frutas, especias y otros ingredientes.

Las ginebras en general se pueden también clasificar por su composición aromática teniendo en cuenta que el componente principal es el enebro como en las ginebras clásicas. También se encuentran las ginebras cítricas, especiadas, herbales y florales. En las ginebras cítricas, los agentes aromáticos que predominan son el limón, naranja, mandarina, toronja. En las ginebras especiadas resaltan más los aromas y sabores a cilantro, raíz de angélica, cardamomo, canela, pimienta, nuez moscada, entre otros. En las ginebras herbales se encuentran notas aromáticas de romero, albahaca, tomillo, menta, pepino y en las ginebras florales se pueden encontrar aromas y sabores a jazmín, violeta, rosas, entre otras flores.

En el mercado se puede encontrar una amplia variedad de ginebras para todos los gustos ya que cada destilería tiene su receta propia y un estilo único para brindarle al consumidor la oportunidad de experimentar la complejidad de aromas y sabores de esta bebida. Es recomendable mezclar el Gin con agua tónica.

El Vodka

El vodka es una bebida fermentada y destilada producida a partir de cereales y tubérculos. Su composición química es agua y etanol, siendo quizás una de las bebidas alcohólicas más consumidas en el mundo y de las más utilizadas en la coctelería ya que se puede combinar con una gran variedad de ingredientes por ser más pura y neutral.

Esta bebida es originaria de los países de Europa del Este, especialmente de Polonia y Rusia, cuando en el siglo XV en los monasterios, por la dificultad de cultivar y producir vino se comienzan a fermentar y destilar cereales y tubérculos para producir alcohol.  A esta bebida se le denominaba “samogónka”, después se abrevió a “vodá” que significa Agua y con el tiempo se utilizó el diminutivo de “vodka” que significa agüita.  Es importante aclarar que en Rusia se le llama vodka a cualquier bebida destilada con un alto contenido de alcohol, lo que conocemos como “aguardientes”.

 Se dice que la primera destilación de cereales se realizó en el año 1440 en Rusia, pero para ese entonces, era una bebida de muy baja calidad, hasta que, en el siglo XVIII, la Emperatriz Catalina II de Rusia permite que los nobles elaboren esta bebida, mejorando los procesos de destilación, obteniendo vodkas más puros como también implementando la filtración en carbón vegetal para que fuese un destilado totalmente cristalino, de esta manera aparecen los vodkas de alta calidad.

Hoy en día gracias al químico Dimitri Mendeleiv, inventor de la tabla periódica de los elementos y su aporte al mundo de los destilados con la formula exacta del vodka Moskóvskaya y la graduación alcohólica de 40%, la industria en Rusia se ha beneficiado de tal manera que dicha fórmula es un tesoro nacional.

Detrás del vodka existe toda una cultura, una historia y un amor patrio no sólo del pueblo ruso, sino también de Polonia y de los países que desde épocas muy antiguas han elaborado esta agua de vida para templar el espíritu y alegrar el corazón.

  1. Clasificación de los vodkas.

Los vodkas se pueden clasificar por países de origen y marcas, procesos de elaboración y materias primas. Recordemos que el vodka es una bebida fermentada y destilada que se elabora a partir de cereales como centeno y trigo, algunas frutas y tubérculos como papa y remolacha.

Teniendo en cuenta lo anterior, los vodkas se dividen en dos grandes grupos: neutros y saborizados. También se clasifican por calidades: estándar, premium y delux.

Como todo producto, la calidad se debe al proceso de elaboración, en el caso del vodka, la calidad la define no solo la materia prima, sino la destilación y filtración. Entre más destilaciones tenga un vodka, el contenido alcohólico será más alto y puro. El vodka comúnmente se filtra en carbón orgánico de manzano o abedul para remover las impurezas del líquido, pero se pueden encontrar vodkas con una filtración en arena de cuarzo o diamantes dependiendo de la destilería.

Por otro los vodkas saborizados, son vodkas neutros que, para reducir su intensidad alcohólica, se maceran y aromatizan con hierbas, frutas, especias, miel, chocolate, entre otros ingredientes.

Es importante resaltar que cada país productor de vodka puede elaborar vodkas neutros o saborizados de acuerdo con la materia prima que los caracteriza y a su estilo de producción.

Por ejemplo, Rusia elabora vodkas de centeno y trigo y Polonia elabora vodkas de papa.

Siendo el vodka una bebida neutra y alcohólica, muchas personas suelen tomarlo solo o en las rocas y otras prefieren mezclarlo con jugos o gaseosas. No hay una regla estricta para beber vodka, todo depende del gusto de cada persona.

Tradicionalmente, los rusos beben el vodka muy frio, sin hielo y lo acompañan con un trozo de pan, aunque pueden tener otros acompañantes como pepinillos, caviar, quesos o papas cocinadas.