Chocolates y vino

El maridaje entre chocolates y vino puede ser uno de los más difíciles de hacer, ya que los dos son productos con mucho carácter y cada uno tiene una complejidad que puede causar amor u odio.

Lo interesante, es que los dos se complementan, es por eso que al momento de hacer el maridaje de vino y chocolate ni el vino puede opacar el chocolate, ni el chocolate al vino.

Los chocolates semidulces y amargos pueden complementarse mejor con los vinos tintos, entre más contenido de cacao (60-70%) más potentes deben ser los vinos como el cabernet Sauvignon, Syrah, Malbec, Pinot Noir.

 Por otro lado, los chocolates blancos, en especial con alto contenido en leche se complementan mejor con los vinos blancos como Sauvignon blanc, y Riesling, Gewurztraminer.

Recordemos que los vinos tintos aportan aromas y sabores a frutas rojas, negras y especias, mientras que los vinos blancos aportan cítricos, flores, frutas tropicales y frutos secos. Los vinos que han pasado por madera aportan vainillas, tabaco y café.

Los vinos espumantes no maridan bien con el chocolate ya que el cacao potencializará la acidez del vino y no tendrá un buen sabor. Los vinos dulces como los vinos fortificados, cosecha tardía, Sauternes y afrutados como el Riesling, Chenin Blanc, maridan bien ya sea con chocolates blancos o amargos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *