Archivo de la categoría: de Vodka

El Vodka

El vodka es una bebida fermentada y destilada producida a partir de cereales y tubérculos. Su composición química es agua y etanol, siendo quizás una de las bebidas alcohólicas más consumidas en el mundo y de las más utilizadas en la coctelería ya que se puede combinar con una gran variedad de ingredientes por ser más pura y neutral.

Esta bebida es originaria de los países de Europa del Este, especialmente de Polonia y Rusia, cuando en el siglo XV en los monasterios, por la dificultad de cultivar y producir vino se comienzan a fermentar y destilar cereales y tubérculos para producir alcohol.  A esta bebida se le denominaba “samogónka”, después se abrevió a “vodá” que significa Agua y con el tiempo se utilizó el diminutivo de “vodka” que significa agüita.  Es importante aclarar que en Rusia se le llama vodka a cualquier bebida destilada con un alto contenido de alcohol, lo que conocemos como “aguardientes”.

 Se dice que la primera destilación de cereales se realizó en el año 1440 en Rusia, pero para ese entonces, era una bebida de muy baja calidad, hasta que, en el siglo XVIII, la Emperatriz Catalina II de Rusia permite que los nobles elaboren esta bebida, mejorando los procesos de destilación, obteniendo vodkas más puros como también implementando la filtración en carbón vegetal para que fuese un destilado totalmente cristalino, de esta manera aparecen los vodkas de alta calidad.

Hoy en día gracias al químico Dimitri Mendeleiv, inventor de la tabla periódica de los elementos y su aporte al mundo de los destilados con la formula exacta del vodka Moskóvskaya y la graduación alcohólica de 40%, la industria en Rusia se ha beneficiado de tal manera que dicha fórmula es un tesoro nacional.

Detrás del vodka existe toda una cultura, una historia y un amor patrio no sólo del pueblo ruso, sino también de Polonia y de los países que desde épocas muy antiguas han elaborado esta agua de vida para templar el espíritu y alegrar el corazón.

  1. Clasificación de los vodkas.

Los vodkas se pueden clasificar por países de origen y marcas, procesos de elaboración y materias primas. Recordemos que el vodka es una bebida fermentada y destilada que se elabora a partir de cereales como centeno y trigo, algunas frutas y tubérculos como papa y remolacha.

Teniendo en cuenta lo anterior, los vodkas se dividen en dos grandes grupos: neutros y saborizados. También se clasifican por calidades: estándar, premium y delux.

Como todo producto, la calidad se debe al proceso de elaboración, en el caso del vodka, la calidad la define no solo la materia prima, sino la destilación y filtración. Entre más destilaciones tenga un vodka, el contenido alcohólico será más alto y puro. El vodka comúnmente se filtra en carbón orgánico de manzano o abedul para remover las impurezas del líquido, pero se pueden encontrar vodkas con una filtración en arena de cuarzo o diamantes dependiendo de la destilería.

Por otro los vodkas saborizados, son vodkas neutros que, para reducir su intensidad alcohólica, se maceran y aromatizan con hierbas, frutas, especias, miel, chocolate, entre otros ingredientes.

Es importante resaltar que cada país productor de vodka puede elaborar vodkas neutros o saborizados de acuerdo con la materia prima que los caracteriza y a su estilo de producción.

Por ejemplo, Rusia elabora vodkas de centeno y trigo y Polonia elabora vodkas de papa.

Siendo el vodka una bebida neutra y alcohólica, muchas personas suelen tomarlo solo o en las rocas y otras prefieren mezclarlo con jugos o gaseosas. No hay una regla estricta para beber vodka, todo depende del gusto de cada persona.

Tradicionalmente, los rusos beben el vodka muy frio, sin hielo y lo acompañan con un trozo de pan, aunque pueden tener otros acompañantes como pepinillos, caviar, quesos o papas cocinadas.