El Brandy

El brandy es un aguardiente elaborado a partir de la destilación del vino, con una graduación alcohólica de 36° a 40°. Se dice que su origen es muy antiguo e incierto, remontándose a épocas Babilónicas, pasando por los alquimistas griegos y romanos hasta llegar a los árabes con su invención de la destilación para perfumes y medicina. Este proceso de la destilación que introdujeron con la invasión a España y que después de su expulsión de la península Ibérica, sirvió para destilar vino dando origen al brandy. Posteriormente los holandeses comenzaron a comercializar esta bebida y a popularizarla en el siglo XVII. La palabra Brandy proviene del neerlandés “brandewijn” que significa vino quemado. ¿Por qué quemaban el vino?, en realidad lo destilaban para poderlo conservar en las largas travesías por el mar. Lo guardaban en barricas donde se había añejado jerez, almacenándose por muchos años. Este vino quemado tomaba un color ámbar oscuro y sus aromas y sabores se tornaban únicos con el paso del tiempo.

Como todo producto que se elabora en una región específica, la Denominación de Origen Protegida del brandy es de la zona de Jeréz de la frontera en Andalucía, España y las únicas dos bebidas de este estilo que existen con Denominación de Origen Protegida son el Cognac y el Armagnac en Francia. Existe el brandy de la región de Penedés, España, aunque es conocido no tiene denominación de origen.

El brandy  de la zona de Jerez, se elabora a partir de uvas blancas de la variedad Arien o Palomino y del Penedés se elabora con uvas Perellada, Xarelo, Macabeo, de las cuales es importante obtener vinos con una alta acidez y una baja graduación alcohólica en la fermentación que al destilarse de manera lenta en el alambique de cobre en la segunda destilación, se obtendrá un alcohol hasta de 60° con más cuerpo y aromas más suaves  provenientes de las levaduras que han muerto (lias). A estos alcoholes se les denomina “holandas”.

Existen otros tipos de brandis que son elaborados de cereales o frutas como manzana, cereza, durazno, entre otros, pero principalmente se elaboran con uvas. Las categorías de los brandis en la zona de Jeréz son: Solera (un año), Solera Reserva (tres años) y Solera Gran Reserva (diez años o más). El sistema de “criaderas y soleras” consiste en colocar las barricas por estratos. En la parte inferior se encontrarán los brandis más añejos y en la parte posterior los más jóvenes y al momento de embotellarse se mezclan.

El brandy es una bebida muy aromática y compleja, es por esta razón suele beberse en una copa de tallo corto con una base ancha que se estrecha en la parte superior, la cual se calienta con la mano para poder apreciar los aromas sutiles. No se mezcla con hielo porque se busca liberar dichos aromas mediante el calor. Recomiendo esta bebida como un excelente digestivo como también es ideal para mantener la temperatura corporal especialmente en los días muy fríos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *