Los Vinos Cosecha Tardía: Para endulzar el alma y el paladar

Los vinos cosecha tardía o Late Harvest, como su nombre lo indica, tienen la característica de una extra-maduración en el viñedo, es decir, después de la vendimia (cosecha) de los racimos de uva, éstos se dejan en el viñedo por un tiempo mucho más prolongado de lo habitual para que los granos se empiecen a deshidratar y se pueda tener una mayor concentración de azúcar. Al momento de fermentar, es tanto el contenido de azúcar, que las levaduras no logran transformar completamente el azúcar en alcohol, entonces queda un contenido de azúcar residual.

Por lo mencionado anteriormente, estos vinos tienen una graduación alcohólica menor a los vinos que usualmente conocemos. Su tendencia es dulce, sin llegar a ser empalagosos y su potencial de guarda es considerablemente alto, además su aspecto es más denso y su color es más dorado que los vinos blancos normales.

Las cepas que se utilizan frecuentemente para elaborar la cosecha tardía son blancas como: Chardonnay, Semillón, Riesling, Sauvignon Blanc, Gewürztraminer, Viognier o Torrontés.

Existen vinos que tienen un proceso muy parecido y a menudo se les suele confundir con la cosecha tardía, como: los vinos “Sauternes” de origen francés, que son botritizados. La botritis (botrytis cinérea), conocida también como la “podredumbre noble”, es un hongo que por exceso de humedad ataca los granos de uva secándolos y posteriormente con el sol estos granos se pasifican, entonces se concentra el azúcar y ocurre lo mismo que con los cosecha tardía.

Otros ejemplos que puedo dar son; el vino “Tokay” de origen húngaro que las uvas se pasifican y los “Icewines” (vinos de hielo) de origen Alemán y Austriaco, en donde las uvas se dejan sobre madurar en el viñedo y no se cosechan hasta que se origina la primer helada. Los granos de uva se congelan, la cascara se rompe perdiendo agua y concentrado el azúcar.

La delicadeza, dulzura e intensidad, hace que estos vinos sean ideales para acompañar postres y también con algunos quesos de sabores muy intensos y potentes, en especial el Roquefort o el queso azul.

La temperatura recomendada de servicio es de 7ºC a 11ºC. Invito a seguir explorando el encanto que nos ofrece cada estilo de vino, el cual nos estimulará todos nuestros sentidos al conocer su esencia más profunda. Es por eso que el estilo único de los cosecha tardía, nos endulzan el alma y el paladar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *