Los vinos espumantes – Métodos Charmat (granvas o Chaussepied) y “Transfer”

El método Charmat, aparece a mediados del siglo XIX. En 1930 el Ingeniero francés Jean-Eugène Charmat pone a prueba este método, el cual con el paso del tiempo, ha sido perfeccionado por los italianos.

Hoy en día el método Charmat se utiliza para la elaboración de grandes cantidades de vinos espumantes a diferencia del método tradicional Champenoise que es un poco más limitado.

¿En qué consiste este método?, El vino se deposita en un tanque de acero inoxidable de gran capacidad (de 25.000 y 50.000 Litros), de manera hermética, donde se mantiene una temperatura controlada (20ºC) de 12 a 16 horas aproximadamente.

Posteriormente el vino se pasa a otro tanque donde se le añade azúcar y levaduras para hacer el proceso de fermentación que dura de 10 a 15 días. Se traslada el vino ya fermentado a otro tanque y se clarifica en frio. Para elaborar espumantes con este método solo se necesitan 21 días en total.

Cuando finaliza todo este proceso, el vino es filtrado, estabilizado y embotellado de forma isobárica (por presión) para evitar que se pierda el gas carbónico obtenido.

Después de embotellado, se empaca y sale al mercado. El precio de estos vinos suele ser más bajo que el método tradicional, aunque eso no significa que sean vinos de mala calidad, simplemente son diferentes.

Existe otro método de elaboración de vinos espumantes aparte del “champenoise” y el “Charmat”, es el método “Transfer”, que consiste en realizar la primera fermentación en botella y después la segunda fermentación se realiza en tanques de acero inoxidable.

Cabe resaltar que, estos tanques tienen la capacidad de almacenar el gas carbónico que es liberado de la fermentación donde después a presión el vino es embotellado.

¿Cómo se puede reconocer cada método al momento de comprar un espumante?, bueno, el corcho nos va a dar esa información ya que cada método tiene una figura que lo diferencia de los otros.

Una estrella es para el método “Champenoise”, una circunferencia, es para el método “Charmat”, un círculo para el método “Transfer” y un triángulo nos indicará que es un vino gasificado y claro está, la diferencia en los precios.

Los espumantes no solo se clasifican por el tipo de cepa que se utiliza; blanc de Blancs (uva blanca como el Chardonnay) o Blancs de noirs (Blanco de uvas tintas como el Pinot Noir y el Pinot Meunier) o por su método de elaboración, también se clasifican según su contenido de azúcar por litro: “Nature”: Hasta 3 gramos, “Brut Nature”: Hasta 7 gramos, “Extra Brut”: Hasta 11 gramos, “Demisec”: Entre 15 a 40 gramos, y “Dulce”: Mas de 40 gramos de azúcar por litro.

La temperatura del servicio del Champagne o los espumantes es de 5ºC a 8ºC, se recomienda que cuando se esté consumiendo, se mantenga la botella en una hielera con el fin de no perder la temperatura.

Sugiero experimentar lo que el mercado nos ofrece y así disfrutar de las bondades de estos vinos. Como dice el escritor Rubén Darío: “Se asoma a sus húmedas pupilas de estrella el alma del rubio cristal de la Champaña”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *